Seguidores

martes, 7 de agosto de 2012

Crazy


Capítulo 2


Hogar, dulce, dulce hogar.
Micaela sonrió al dar otro largo vistazo a su piso, era todo lo que ella había soñado.
Espacioso sin ser ostentoso, sus muebles se podían ajustar perfectamente.
Terminó de firmar los papales a los de la mudanza y finalmente se quedo sola en su nuevo lugar.
Alguien rascó su pantorrilla, llamando su atención.
-Lo siento hermoso, no me he quedado sola ¿cierto?
Alzó entre sus brazos al pequeño yorkshire-terrier y caminó hacia el balcón, su parte favorita de todo el departamento, estaba solo a unos metros del suelo, creía que en el piso de arriba la vista sería mejor pero aun así le encantaba, se imaginaba trabajando justo ahí.
Sonrió mientras se giraba de nuevo hacia dentro del piso y comenzaba mentalmente la lista de cosas por hacer, eran muchas.
-Tenemos mucho trabajo que hacer-, le dijo a su compañero y este lamió sus dedos en respuesta, ya sabía ella que estaba dispuesto a ayudar.
Comenzó a acomodar los pocos muebles en su salón y fue hasta la cocina acomodando los pocos recipientes y trastos en los estantes integrados, tenía que ir al supermercado y llenar el refrigerador pronto.
Cuando el tornado de cosas pareció finalmente algo ordenado, fue hasta la que sería su habitación y miró la base de la cama apoyada en una de las paredes, a ella le gustaba que hubiera espacio entre sus cosas, era una minimalista total.
En su habitación solo habría una cama con un cómodo, muy cómodo colchón, un librero con sus libros favoritos, una espejo de cuerpo entero, su tocador de fantasía y dos puffs morados
Cubrió de periódico el piso y le dijo a su compañero que la habitación estaba prohibida para él en esos momentos, trajo las dos latas de pintura lila que había comprado antes de la mudanza y atado su cabello en una coleta alta antes de ponerse a trabajar.


Mica cantaba sin inhibiciones coreando a Pink mientras terminaba la tercera pared, solo un trozo al lado del armario y terminaba, los brazos estaban comenzando a dolerle.
Movió sus caderas con la música y alejó el cansancio antes de que su móvil comenzara a vibrar en el bolsillo trasero de su pantalón.
Dejó la brocha recargada en la orilla de una de las latas y fue a apagar la música antes de salir de la habitación hacia el balcón para tomar aire y contestar
Su compañero pidió atención saltando a sus pies una y otra vez.
-Tengo hambre hermoso-, le dijo al perrito alzándolo antes de contestar.
-Hola picara, ¿como estas?-, saludó ella sonriente.
-Hola Mica, tengo mucha tarea, mucha, odio las matemáticas-, se quejo su hermanita
Con trece, todos odiamos la escuela, buenooooooo, ella todavía las odiaba.
-Hagamos un trato, haz la tarea y voy por ti el sábado para ver una peli-, propuso barajeando la discusión que tendría con su madre.
-Sí, sí, sí-, respondió su hermana alegremente, se la podía imaginar saltando como su compañero había hecho momentos antes.
Hablando de él, comenzó a lloriquear queriendo alcanzar la bocina al reconocer a la voz de Miranda.
-Hola bonito, hola bonito-, comenzó su hermana haciendo que el perrito se volviera loco entre sus brazos.
-Miranda, ¿qué haces con ese teléfono?-, Mica cerró los ojos y trató de controlar su genio cuando su hermana se despidió de ella suavemente.
-Te llamare para ver lo del fin de semana, ¿está bien?-, su hermanita susurró un tenue , antes de que se escuchará un ruido sordo y su mamá estuviera al teléfono.

-Tu hermana no puede distraerse en este momento, ha estado bajando de calificaciones-, le regañó mientras Mica bajaba a su compañero, el pequeño no necesitaba sentir su tensión.
No le dijo a su madre que Miranda era la que había marcado
-¿Has hablado con sus profesores?-, preguntó en cambio mientras miraba hacia el tranquilo vecindario.
-Ella tiene que concentrarse más y tú tienes que dejar de llenar su cabeza con todas esas ideas locas.
-¿Cuáles ideas locas?-, preguntó Mica tocando con la punta de sus dedos un mecho morado de su cabello.
-Esa cosa del baile-, dijo su madre como si la palabra fuera una grosería.
-Ella es buena, Sara, tú la has visto bailar, nadie le esta diciendo que deje todo, solo me aseguro de que no son monotemática
-¿Monotemática?
-Solo estudiar, la vida no es en una sola vía, ella puede tener muchas opciones, puede perfectamente conjugar las dos cosas
-¿Como tú lo haces?

Mica cerró los ojos y apretó los labios para no contestar, su madre nunca le había perdonado del todo que ella no fuera lo que había deseado
-Ya estoy instalado en el nuevo piso, estaba pensando si el sábado Mirando podría venir y....
-No
-¿Qué?-, Mica escupió la palabra mientras su compañero rascaba su pantorrilla sintiendo su enojo.
-No me gusta que Miranda crea que si va a tu cuartucho puede encontrar un escape.
C-U-A-R-T-U-C-H-O
Ella admitió que su anterior departamento podía clasificarse así, pero había trabajado muy duro para poder mejorar, su mamá ni siquiera había visto el nuevo lugar.
-¿Puedo al menos llamarla?
-Claro, es tu hermana.
Se despidió con voz monótona y ninguna pregunta más.

Su estomago gruñó y tuvo un espasmo, el hambre y los enojos no se llevaban bien.
Se preparó un tazón de cereal prometiéndole a su tripa que al día siguiente tendría huevos, pan, carne y verduras para cocinar algo decente.
Acomodó un juego de sabanas en el sofá lila en su sala mientras dejaba reposar la pintura en su habitación una noche
Su compañero se subió a su lado y ella puso esta vez su mix de música oriental, cerró los ojos y se dejó ir a un sueño reparador.



Cuando el café caliente y espeso tocó su lengua, agradeció que hubiera recordado comprarlo antes de la mudanza, miró el reloj de pulsera en su muñeca y sonrió, eran las seis de la mañana aun tenía dos horas que podía ocupar para trabajar antes que tuviera que sacar a su compañero para que hiciera sus necesidades.
Comúnmente no trabajaba a esa hora, no era tan rara, pero ayer entre el cansancio, el hambre y su enojo lo último que quería era seguir leyendo sobre Michael y el sexo sudoroso.
Denúncienla, ella tenía un excelente trabajo, leía manuscritos que habían pasado el primer filtro, su trabajo era revisar la redacción, la gramática, la ortografía y dar su muy particular opinión sobre la trama.
Mica creía que lo que la había hecho popular en la editorial Berry, la empresa online para la que trabajaba, es que no criticaba, trataba de mejorar las historias, no hundirlas.

Abrió el documento y buscó la página donde se había quedado hace dos días.
Oh sí, ya recordaba:

-¿Sabes lo bien que te ves ahí?-, preguntó Camila, Michael solo sonrió y le hizo abrir más sus piernas para que él pudiera adentrarse más entre ellas.
Él se acercó y sopló justo sobre su piel, ella se estremeció.
-Se ve bien, ¿cómo se siente?-, preguntó
-Incluso mejor-, respondió ella antes de que él volviera a soplar aire cálido sobre su piel humedecida.
-Cómemelo...


¿Cómemelo?
Mica arrugó la cara, eso no se oía bien, barajeo varios diálogos, anotó algunos comentarios al lado del fragmento y siguió leyendo
Una especie de hormigueo recorrió sus muslos.
Un pequeño recordatorio que llevaba varios meses sin sexo.
Triste, triste historia, pero había prometido a no volver a los rollos de una noche.
La última vez el idiota que había estado bailando en el pub con ella la había llevado hasta el estacionamiento y había querido que le hiciera una mamada justo ahí
¿Duh?
Él se había molestado cuando ella se había negado y le había recordado que las tipas que lucían como ella no eran quisquillosas.
Micaela sonrió al recordar la cantidad de sangre que caía por su nariz cuando ella le había dado el puñetazo
No más rollos de una noche.
Tendría que conseguir un vibrador, aunque sinceramente no le emocionaba mucho la idea, le gustaba buscar su placer pero prefería sus dedos a algún aparato tan impersonal.
Como había dicho, triste, triste historia.
Se levantó y fue hasta el baño para lavarse los dientes y sujetar su cabello en una coleta antes de que su compañero comenzara a rascar impaciente la puerta de la entrada.
Chico listo.

Otro punto a favor de su nuevo lugar era la cercanía del bloque con un pequeño parque del tamaño de una cancha de futbol, quizás un poco más grande, a esa hora de la mañana no había muchos transeúntes
Aunque los que había eran dignos de mirar, su compañero estiraba la correa pero ella permaneció de pie a unos metros del guerrero frente a ella.
Yumi

No era una experta pero apostaría cualquier cosa que él rozaba el metro noventa, llevaba pants oscuros y un chaleco con capucha, su torso era musculado, sus caderas estrechas, pero lo que de verdad hacia agua la boca de Micaela eran sus brazos.
Completamente tatuados, tonificados, deliciosos.
La cereza del pastel era el contraste entre su cabello platino y la barba de varios días de un castaño natural.
Babeaba tanto al ver al hombre haciendo abdominales que la correa se deslizo de sus dedos y su compañero corrió hasta el guerrero como un poseído.
-¡Fucking!-, gritó llamando la atención de su compañero...y del guerrero
Se fue acercando mientras el hombre acariciaba la cabeza de su perro con una sonrisa en sus labios.
-¿Fucking?-, le preguntó cuando estuvo lo suficientemente cerca, arqueando una ceja.
Ella llamó de nuevo a su compañero ignorando la pregunta.
-Es es un nombre interesante-, exclamó brazos deliciosos, Mica se obligó a mirarlo a los ojos y no seguir babeando.
-Le queda, él no deja una viva-, contestó haciendo que el hombre sonriera, ella se felicitó por ello
Fucking se retorció en sus brazos y ella lo liberó para que fuera  a hacer sus necesidades.

-Soy Micaela-, se presentó ella extendiendo la mano y él solo al miró, ¿demasiado impaciente chica?, se dio un golpe en la cabeza mentalmente.
-¿La señora Belmonte te dejo tenerlo en el departamento?-, Mica le miró sorprendida
-Vivo en el piso de arriba-, le explicó brazos deliciosos y ella entrecerró los ojos
-¿Y tú eres?
-Zek

Ella se rió, no pudo evitarlo
-¿Y te burlabas de Fucking?
Él se encogió de hombros y la pasó, sin más ceremonias comenzando a alejarse.
-Un placer conocerte vecino-, gritó ella nada más porque sentía la necesidad de tener la última palabra
-Lo mismo digo Candyfloss
Micaela dio un zapatazo en la tierra cuando entendió a lo que se refería, él iba pasando una mano por su cabello como si quisiera explicárselo con manzanas, si ella parecía un algodón de azúcar el parecía una jodida vela, le sacó el dedo medio aunque el hombre ya no la veía y se giró buscando a su compañero.


17 comentarios:

  1. XD comemelo , que feo se lee y se escucha , gracias a Dios por los correctores.

    Creo que Mica necesita unas bolsitas para la baba jajaja.

    ResponderEliminar
  2. lo ameeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!!

    candyfloss >.<

    sin palabras... como siempre.... ufff

    saludos desde chile ;) y porfis continua escribiendo cielo que me alegras la vida :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohh Pandora, ustedes me alegran la vida a mi, mi escritura no sería nada sin lectores, regresando saludos desde Mexico :D

      Eliminar
  3. jejejejeje en verdad que genia historia
    iia m enganshe jajaja
    los amo jajaja
    i claro tmb a Fucking xD

    ResponderEliminar
  4. Fucking??? en serio??? jajaja ¡morí! si algún día tengo mascota me voy a robar ese nombre jajaja

    me gustó mucho el cap Cel, gracias.

    viv

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, que bueno que te gustara Viv, a que es un nombre genial el del compañero de Mica jejeje :)

      Eliminar
  5. ;) meeeeee gustaaaaaaaaa
    brazos deliciosos.... Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi detallista favorita, gracias por todo

      Eliminar
  6. Mi reina xD amé el capitulo !!
    Si que una foto puede hacer maravillas en cuanto a la inspiración de una escritora se refiere !

    Micaela ? =) jajajajajaj no voy a decir nada más que... me sentí tocada (bueno, no tan literal) jajajajaaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espera morí cuando leí reina______________, ejem, (Cel trata de ser profesional y seguir leyendo).
      Sip, TU foto hizo maravillas !!!
      Gracias Mica :D

      Eliminar
  7. ahhhh sii jaja...que fantasticoo capituloo je ...que primer encuentroo a mica se le caia la baba por su vecinoo mm veremos como se llevaran estos dos...y el nombre del perro jajaj me mate de risaa...!!! si estaba super emocionadaa cuandii vi ya otro capituloo!! nos leemos en el que sigue!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias belu, chico sexy a la vista jajajaja
      Un abrazo

      Eliminar
  8. *-* Ven aqui esta tu algodón de azucar...

    Excelente Cel, como todo lo que escribes eres la reina...

    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi chica mala, que bueno que te gustara
      Se va crear fijacion con los dulces jajajaja
      Tq

      Eliminar
  9. jajajaja un algodond e azucar una vela encendida voy para el otro jajaja

    ResponderEliminar